Entrevistas

Wasiejko: “Si seguimos así, vamos a estar rápidamente en un 15% de desocupación”

Tras mantener un encuentro con trabajadores en el Parque Industrial de Pilar y participar de la presentación del proyecto de “Emergencia Laboral” en el Concejo Deliberante de ese distrito, el secretario general adjunto de la CTA a nivel nacional, Pedro Wasiejko, quien conduce además la FETIA (Federación de Trabajadores de la Energía, los Servicios y la Industria de Argentina), le concedió una entrevista a La Primera.

-¿Qué significado tiene este proyecto de Emergencia Laboral que se presentó en Pilar?

-Acá en Pilar se puso sobre la mesa la verdadera situación que están atravesando los trabajadores, en Pilar en particular pero también en todo el país, con el cierre permanente de empresas, con los despidos constantes en algunos casos por goteo pero, en otras, de manera masiva. También se ve el avance que hay en la reducción de derechos sobre los trabajadores, de beneficios de convenio que se sacan diciendo que así se va a mantener la fuente de trabajo. Desde hace 18 meses, la estabilidad ya no es más un bien y es una constante el despido o la disminución del salario. Me ha tocado recorrer muchas cooperativas de trabajo donde los trabajadores se han tenido que reducir el salario para poder pagar las tarifas de luz y gas; esta situación es gravísima. Esto que ocurrió hoy en Pilar es un buen ejemplo para que se traslade a otros distritos de la provincia de Buenos Aires, para que empiece a haber conciencia de esta problemática y el tema del empleo se convierta en el eje de cualquier discusión.

-¿Qué preocupaciones le transmitieron los trabajadores con los que se reunió en el Parque Industrial de Pilar?

-Estuvimos en la entrada del Parque reunidos con una gran cantidad de trabajadores de diferentes sectores y todos nos plantearon la misma situación: que se habían acostumbrado a que no hubiera despidos en las plantas y ahora, desde hace ocho o nueve meses, constantemente se dan despidos por goteo pero también por sectores. También plantean el avance de los abusos patronales. El empleo es clave cuidarlo; el parque de Pilar tiene 220 empresas y 25 mil trabajadores. Si esto sigue en esta línea, en unos meses ya vamos a estar hablando de un parque 20 mil trabajadores y eso es realmente grave.

-¿Cree que el Gobierno puede impulsar un proyecto de reforma laboral que implique flexibilización y precarización del trabajo?

-Desde el punto de vista legislativo, el gobierno de Macri y Vidal tiene un tridente de medidas que se va a clavar en el cuerpo del trabajador, porque avanza sobre derechos como el de la jubilación y el de la seguridad en el lugar de trabajo con la modificación de las políticas de ART y las juntas médicas. Son todas decisiones y medidas que buscan disminuir los derechos de los trabajadores. La otra cuestión es la flexibilización laboral. Se introducen medidas con el pretexto de que eso va a generar más empleo, pero en realidad lo que buscan es reducir el nivel de empleo y el nivel de derechos e incrementar la explotación del trabajador de manera individual pero también colectiva. Utilizar la flexibilización laboral con este objetivo nosotros ya lo hemos visto en otras épocas y sabemos las consecuencias que tiene. Porque si hoy tenemos un 11% de desocupación, si seguimos así vamos a estar rápidamente en un 15% con una economía totalmente desmantelada y con eso no se beneficia nadie. Algunos empresarios creen que de esta manera les va a cambiar la situación, pero la verdad es que si la economía se deteriora, cae el nivel de empleo, caen los ingresos de la población, hay menos gente consumiendo, cada vez con más productos importados compitiendo con la industria local; se forma un círculo negativo que lleva al desastre del 2001.

-¿Se puede pensar en gestos de unidad en el fragmentado escenario del movimiento obrero?

-Creo que si la situación económica se sigue deteriorando, sí o sí el movimiento obrero va a estar articulando medidas de conjunto. Obviamente, hay diferentes perspectivas políticas en los distintos sectores del movimiento obrero pero, por debajo, las necesidades de la clase trabajadora van a ir unificando.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *