La Primera

Una deuda de luz de 6 millones pone a Cueroflex al borde del cierre

La fábrica recuperada Cueroflex, que desde 2012 le da trabajo a más de 80 personas y distribuye sus productos desde la ciudad de San Martín hacia Latinoamérica, sufre hoy un momento muy complicado que podría ocasionar su cierre. Es que acarrea una deuda por el servicio de energía eléctrica, su principal insumo, que asciende a la exorbitante cifra de más de 6 millones de pesos.

En diálogo con La Primera, el presidente de la cooperativa, Jorge Reisch, explicó: “El tema es complicado, nosotros en enero de 2016 pagábamos 40 mil pesos y con el aumento se fue a 400 mil aproximadamente. Ahí fuimos a la toma del Ministerio de Energía y Edenor, consiguiendo pagar la mitad de la boleta mientras se negociaba un subsidio. Este año se acumularon esos 6 millones de pesos, de las medias boletas que estábamos pagando mientras tratábamos de encontrar una solución, ya que lo único que pudimos conseguir de 2016 fueron 900 mil pesos que solo cubrió una parte”.

“Después de las elecciones nos llaman y nos dicen desde el Ministerio de Energía que no nos iban a dar nada. Nosotros teníamos pactado que después de solucionar parcialmente lo de 2016 empezábamos a negociar la deuda de 2017. Te repito, nos llaman y nos dicen que no y ahora tenemos una deuda de 6 millones de pesos”, agregó el cooperativista.

Para poner en claro la dimensión del tarifazo en la luz que afecta a esta como tantas otras industrias, Reisch detalló: “La boleta actual es de 660 mil pesos, de 40 mil que pagábamos en enero de 2016”.

Compartir en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *