Nacionales

Tras un nuevo fracaso en la audiencia paritaria, la UOM pone en marcha los paros rotativos

El secretario general de la UOM, Antonio Caló, anunció hoy que este jueves y este viernes los trabajadores metalúrgicos pondrán en marcha un «plan de lucha», luego de que fracasara una nueva reunión paritaria para fijar la suba salarial para el sector.

Caló criticó que los empresarios «mantuvieron la misma oferta de la última reunión», de un 22% de aumento en tres pagos frente al 30% que pide el sindicato, por lo cual el jueves y el viernes los metalúrgicos de todo el país realizarán paros de media hora cada 60 minutos trabajados.

«Lamentablemente, tuvimos paciencia, pero los empresarios mantienen la oferta de la última reunión, por lo cual pondremos en marcha el plan de lucha», advirtió el gremialista frente a cientos de trabajadores de la UOM que se concentraron en las puertas de la sede del Ministerio de Trabajo, en Callao 114, a la espera de los resultados de la reunión.

La esquina de esa avenida y la calle Mitre estuvo cortada al tránsito debido a la presencia numerosa de afiliados, quienes protagonizaron una ruidosa manifestación, con bombos, redoblantes, trompetas y bombas de estruendo.

Por otra parte, los metalúrgicos realizarán el martes de la semana próxima un plenario de delegados nacionales en el que decidirán los pasos a seguir, con la posibilidad de impulsar un paro de 24 horas con una movilización a la Plaza de Mayo.

A su vez, los representantes sindicales aclararon que el Ministerio de Trabajo está impedido de dictar una nueva conciliación obligatoria porque ya utilizó esa herramienta dos veces consecutivas.

Si bien oficialmente el gremio reclama un aumento del 30%, lo que representa una diferencia de diez puntos con relación a la pauta paritaria promovida por el gobierno nacional, podría llegar a un arreglo en caso de que las empresas se estiren al 25% de incremento más unas sumas no remunerativas.

La UOM, que no logró sellar un bono de fin de año, asegura que con esa suba se podrá garantizar que los trabajadores metalúrgicos de los escalafones más bajos lleguen a un salario de 13 mil pesos y no queden por debajo la línea de la pobreza.

«Las empresas dicen que no pueden dar más del 22% pero nosotros notamos que tienen una presión del gobierno para no ofrecer más que eso», sostuvo a Noticias Argentinas un dirigente gremial que participó de la reunión de hoy.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *