La Primera

Tras la marcha, sindicalistas piden cambios y un perfil más combativo de la CGT

Tras la movilización del martes último convocada por la CGT, las señales de descontento no tardaron en manifestarse de boca de dirigentes gremiales de distintos sectores y actividades. Según consultas realizadas por La Primera entre un grupo de sindicalistas, desde diferentes organizaciones de trabajadores exigieron cambios en la central obrera y le reclamaron a esa organización un perfil más combativo que el que viene exhibiendo.

Una de las cuestiones que generó mayor malestar fue el hecho de que el único orador del multitudinario acto, el integrante del triunvirato que conduce la CGT Juan Carlos Schmid, no anunciara el “paro general” reclamado por las bases y dilatara, para después del 25 de septiembre, la posibilidad de llevar a cabo medidas de fuerza que podrían incluir una huelga nacional.

“Juntar tremenda cantidad de gente para hablar ocho minutos y postergar para el 25 de septiembre la reunión Confederal es una vergüenza. Aparte, después vienen las elecciones, o sea que el paro no se puede hacer hasta fines de octubre”, se quejó el delegado gremial de La Bancaria, Carlos Marmarusso, quien integra también la comisión que dirige la CGT Regional Zona Oeste.

Además, el sindicalista agregó que el enojo se acrecentó aún más porque los bancarios habían tomado la decisión de encolumnarse hacia Plaza de Mayo desde las 13 -del martes pasado- para ir marchando por el microcentro, con la intención de que los bancos empezaran a cerrar y se sumaran así todos los trabajadores. Pero esa iniciativa no pudo concretarse según lo planeado por el sorpresivo adelantamiento del discurso. “Nosotros marchamos con La Bancaria, llegamos a la plaza y (Sergio) Palazzo -el secretario general del sindicato- nos dijo ‘se terminó el acto’; no nos dieron tiempo a nada y quedamos todos sin saber qué había pasado”, contó el dirigente.

Por su parte, el titular del Sindicato de Trabajadores Municipales de Merlo, Víctor González, quien integra además el Comité Central Confederal de la CGT, manifestó en diálogo con La Primera que “el acto se dio en un marco de discusiones internas entre un sector más activo y más combativo, como debe ser, y algunos sectores del movimiento obrero que tiran un poco para atrás y no quieren enfrentar al gobierno porque, seguramente, tienen algunos intereses creados”.

También, el gremialista señaló que “fue una movilización importante, no como lo que mostraron los medios” y puntualizó que en este “modelo económico los trabajadores son los menos favorecidos”. González mostró, además, su disconformidad respecto a la dilación de la convocatoria a un paro y agregó: “Hoy tenemos una CGT que, para decirlo de manera fina y delicada, es más negociadora que combativa”.

A su vez, el secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro, Roberto Pianelli, opinó que “hay que seguir defendiendo los derechos adquiridos y mostrarle al gobierno que lo único que genera día a día es mayor desocupación, mayor marginalidad y sueldos cada vez más bajos. Es un gobierno que demuestra que los únicos que se benefician son los de la oligarquía argentina”.

Con relación a la CGT, el sindicalista concluyó: “No se puede convocar a una reunión para dentro de un mes, está claro que esto se hizo a las apuradas y quedó demostrado que la conducción de la CGT no está a la altura de las circunstancias”.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *