La Primera

Amenazan con judicializar el “persecutorio” recupero de clases en vacaciones

El Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la Provincia de Buenos Aires (SUTEBA) puso hoy en marcha su estrategia para resistir la polémica disposición del gobierno provincial que establece que los docentes deberán recuperar los días de paro durante la primera semana del receso invernal.

Para hacer frente a la controvertida medida, el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, empezó a cursar cartas mediante los titulares de cada una de las delegaciones del sindicato dirigidas a los Inspectores Jefe de los distintos distritos de la Provincia, tildando de “persecutoria” la medida de la administración de María Eugenia Vidal y amenazando con iniciar acciones judiciales si se persiste en la misma postura.

En ese sentido, la carta acusa al gobierno de intentar forzar a los trabajadores de la educación a una “comparecencia compulsiva” a los establecimientos escolares entre el 17 y el 21 de julio. Además, el comunicado rechaza la medida por calificarla de “discriminatoria” y “violatoria del derecho constitucional de huelga”.

La Primera tuvo acceso al texto de la carta enviada por la secretaria general de Suteba General Sarmiento, Raquel Villarreal, en la que manifiesta el contundente rechazo a la resolución gubernamental. En ese mismo escrito, se detalla que el recupero de días no trabajados por paro implica una “doble sanción por los mismos hechos”, debido a que esas jornadas de huelga ya fueron descontadas del salario.

“El Poder Ejecutivo provincial a través de esta resolución intenta aplicar una nueva sanción a todo el colectivo docente de la Provincia de Buenos Aires con el único objetivo de amedrentar y disciplinar, conculcando el derecho a huelga de los trabajadores y de los sindicatos que los representan”, agrega el texto firmado por Villareal.

Por otra parte, Suteba argumenta que la resolución del Ministerio de Educación no persigue como objetivo el recupero de los contenidos no dictados a los alumnos sino la persecución al colectivo docente.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *