La Primera

Suspenden a vigiladores en una empresa de Juliana Awada

El Sindicato de Trabajadores de Vigilancia Privada (STVP) denunció la suspensión de 13 empleados del área de seguridad que cumplían funciones en la empresa de ropa infantil Cheeky, cuya propietaria es la esposa del presidente Mauricio Macri, Juliana Awada.

En un comunicado dado a conocer ayer, el gremio manifestó “su absoluto repudio a la empresa de seguridad High Top Security y a la empresa de ropa infantil Cheeky, conocida marca que pertenece a Juliana Awada por las suspensiones de 13 compañeros de vigilancia”.

La situación lleva dos meses sin resolución y los trabajadores permanecen sin goce de sueldo. “Las suspensiones resultan absolutamente ilegales porque la empresa no inició el procedimiento preventivo de crisis previsto por ley para este tipo de situaciones”, describe el comunicado.

El secretario gremial del STVP, Gabriel Carbajal, en diálogo con La Primera, manifestó: “Algunos compañeros llevan 15 años en este trabajo y la empresa les ofrece vacaciones y luego acomodarlos en otra empresa. Estamos convencidos que existe complicidad entre Cheeky y High Top Security”.

El documento emitido por el sindicato, que lleva la firma del secretario general José Mario Fariña, concluye con una convocatoria a una protesta en defensa de los puestos de trabajo: “No vamos a permitir la ganancia empresaria a cambio del hambre de los vigiladores. Por eso, junto a otras organizaciones, hemos decidido movilizarnos en forma urgente el próximo 14 de septiembre, a las 8 de la mañana, a la puerta de Cheeky, que queda en la calle Cuyo 3040 de la localidad de Martínez”.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *