Entrevistas

Seva: “Estamos movilizados para defender nuestros derechos”

La Primera entrevistó al secretario de Estadística, Capacitación y Formación Profesional de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo), Gustavo Seva, para conocer su opinión acerca del conflictivo año que inician los trabajadores municipales y las perspectivas para los próximos meses.

-Los trabajadores municipales comenzaron un año con conflictos y despidos en varias comunas bonaerenses. ¿Cuál es tu análisis de esa situación?
-En estos primeros días del año nos encontramos con situaciones de despidos en Quilmes, Morón y Tres de Febrero. Los departamentos ejecutivos le llaman “no renovación de contrato” pero ellos saben que están en una situación ilegal porque cualquier compañero que cumpla un año en situación de mensualizado por aplicación de la Ley tienen que pasar a planta permanente. Pero la situación es aún más compleja porque venimos de un año con muchos conflictos salariales y en varios casos hasta con la imposibilidad de cobrar los sueldos en tiempo y forma, como fue el caso de los partidos de General Pueyrredon (Mar del Plata) y Moreno. Incluso los bonos de fin de año se han conseguido de una forma absolutamente minoritaria, esto habla de las dificultades con la que nos encontramos los trabajadores municipales. Nuestra obligación como dirigentes sindicales es estar al frente de las luchas, como lo hace nuestro secretario general Rubén “Cholo” García, y concientizar a nuestros compañeros y compañeras de lo duro que se viene este año que arranca con tarifazos y ajustes, aumentos en el transporte; y, a todo esto, tratan de ponernos un techo paritario del 10% y recalculando como mucho un 15%. Está claro que para el gobierno nacional los sectores populares tienen que transferir recursos hacia los sectores concentrados de la economía. Nosotros debemos estar movilizados para defender nuestros derechos.

-Además, la gobernadora María Eugenia Vidal avanza con reformas previsionales que pueden afectar a los trabajadores.
-Tenemos una preocupación muy seria por el tema del Instituto de Previsión Social, nuestra convicción es la de defender con uñas y dientes al Instituto porque no hay ninguna razón para aplicar esta famosa “armonización” con el Anses, porque es una caja que da superávit, hay 3,6 aportantes por cada trabajador pasivo. Si el gobierno se anima a tocar el IPS estaría incurriendo en una ilegalidad y además en un error político porque la gobernadora Vidal pasaría a tener una Provincia inviable por el enfrentamiento con los trabajadores estatales y municipales. Nosotros creemos que tanto el gobierno nacional como el provincial buscan ajustar por los más débiles y como muestra está el reciente tratamiento y posterior promulgación de la ley de previsión y que ya está generando decenas de presentaciones de amparo porque es ilegal lesionar derechos adquiridos como los derechos previsionales.

-¿Cómo avanza la aplicación de la ley de convenios colectivos municipales?
-Está en plena aplicación la ley 14.656 pero hay realidades distintas en los municipios porque muchos de ellos están todavía sin convenios colectivos de trabajo y en algunos que están firmados existen incumplimientos parciales de esa aplicación. También debemos decir que debido a la lucha de los trabajadores el 27 de diciembre se firmó la puesta en vigencia de esta ley de paritarias municipales en el municipio de Tres Arroyos y cerramos el año con 54 convenios colectivos en toda la Provincia, de un total de 135 municipios. Es un 40%, cosa que a dos años de vigencia de la ley demuestra que muchos intendentes se resisten a avanzar en protección y derechos para los trabajadores municipales. La Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses, que es la que consiguió la aprobación de la ley, es la única organización que sigue bregando para que se cumplan sus tratados y sus normativas.

-¿En qué contexto se desarrollarán las paritarias de este año?
-Nosotros tenemos la experiencia que este gobierno nunca cumplió con la inflación que ellos mismos se habían fijado, cuando dijeron que la inflación estaría en un 15% las paritarias cerraron en un promedio del 22%, es decir 7 puntos más arriba de lo que ellos se habían propuesto. Esto sucede porque el mismo gobierno que nos quiere imponer una inflación del 15% después es el que obedeciendo a los grupos concentrados aumenta todas las tarifas, aumenta el combustible y eso empuja la inflación y esa contradicción nos la quieren hacer pagar a los trabajadores. Nosotros en las mesas paritarias demostramos que no vamos a obedecer ese tipo de situaciones que ni ellos pueden cumplir.

Compartir en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *