Provinciales

Quién es quién en las paritarias municipales

Durante estos próximos días se tendrán que definir las paritarias de varias municipios y los responsables de los ejecutivos se debaten entre acatar la orden del gobierno provincial de no superar el 18% de incremento salarial o negociar y llegar a algún acuerdo con los trabajadores que reclaman aumentos entre el 30 y el 35%.

La resolución de la paritaria docente se estiró más de lo deseado por la gobernadora María Eugenia Vidal, que esperaba que este acuerdo sirviera de referencia para los municipios. Ya avanzado abril, los tiempos se acortan para los intendentes oficialistas que aún no definen los aumentos y han recibido medidas de fuerza por parte de los trabajadores, como los de Pinamar, Mar del Plata, Carmen de Patagones, Berisso, Luján y San Pedro.

Son varios los mandatarios del PRO que no pudieron evitar el clima bélico que se les estaba instalando y tuvieron que ceder. Es el caso del excocinero Martiniano Molina, de Quilmes, que firmó una suba de 24%. Y Martín Yeza, a cargo de Pinamar, que en medio de paros de hasta 72 horas tuvo que ofrecer el 23,5%.

Otra cara de la moneda, en la Quinta Sección Electoral, se dio en el Partido de La Costa. Allí, el intendente Juan Pablo de Jesús, del FPV, llegó a un acuerdo rápido con el sindicato municipal al ofrecer un aumento del 31,5 por ciento de manera escalonada a partir de febrero.

Pocos son los jefes comunales que lograron aplicar el polémico 18%. Entre ellos, están Julio Garro, de La Plata; Jaime Méndez, de San Miguel; Diego Valenzuela, de Tres de Febrero; Calixto Tellechea, de Ameghino; y Eduardo Campana, de Villegas.

Los intendentes de la oposición por el contrario necesitaron mostrar acuerdos beneficiosos para los empleados. A saber: los trabajadores del municipio de La Matanza llegaron a un acuerdo salarial con Verónica Magario que consistió en un aumento del 32% para las categorías salariales más bajas y del 28% para los cargos más altos a cobrarse en una sola cuota.

Festa, intendente de Moreno.

La intendencia que conduce Gabriel Katopodis emitió un comunicado que detalla el acuerdo paritario al que arribaron: “El municipio de San Martín incrementará un 25% y en algunos casos hasta un 27% el salario básico del personal municipal de planta permanente, contratados y jubilados a fin de adecuar los sueldos a la situación económica y social actual”. Además, se comprometió a pagar en dos tramos el aumento.

El intendente de Moreno, Walter Festa, dijo: “En medio del ajuste nacional y provincial, decidimos cerrar los números con la gente adentro”, al hacer alusión al acuerdo salarial que consistió en un aumento del 22% en dos tramos. El entendimiento también incluye la promesa de reabrir la mesa de discusión en octubre, debido a que el pedido sindical había sido del 38%.

En otro municipio peronista, Ensenada, su jefe comunal Mario Secco acordó un aumento paritario del 30% para los trabajadores municipales en un solo pago. Martín Insaurralde ofreció en Lomas de Zamora una suba variable de 23% y 28%. Fernando Gray, en Esteban Echeverría, otorgó incrementos que van de 27% a 36%, según el segmento salarial; mientras que en Almirante Brown, Mariano Cascallares fijó una suba variable que se estira hasta 24%. En Avellaneda, Jorge Ferraresi aumentó 30% en tres tramos, de 12, 9 y 9%.

Por delante se aproxima el cierre de paritarias en municipios como Pilar, cuyo intendente PRO Nicolás Ducoté adelantó que quiere mantener la posición que se baja desde La Plata. También están en plena discusión en San Isidro y Vicente López, entre otros.

La realidad indica que con una inflación superior al 6% trimestral en lo que va del año y una contienda electoral que está por venir, se les plantea a los intendentes un panorama complejo que deberá resolverse con definiciones más políticas que económicas.

Compartir en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *