Nacionales

Puma cerró su segunda planta en La Rioja en menos de dos años

La marca deportiva Puma, operada por la empresa Unisol, continúa con su fuerte proceso de ajuste en el país, que ahora se cristalizó con el cierre de su segunda planta en la provincia de La Rioja en menos de dos años.

En marzo de 2017, la firma había clausurado la fábrica de Sanagasta y dejado en la calle a 100 empleados; y ahora le tocó el turno a la de Chilecito, donde despidió a 40 trabajadores.

Por el momento, Puma todavía mantiene los establecimientos industriales de La Rioja Capital y Chamical.

“Puma llegó a tener 980 trabajadores en la provincia, pero hace dos años empezó a despedir y cerrar plantas. Hoy son menos de 460. En Chamical eran 200 y quedan 80 trabajadores”, graficó el secretario general de la Unión de Trabajadores de la Industria del Calzado en La Rioja, Saúl Carrizo.

“La entrada de producto importado mató a la industria nacional. Antes el 80% de lo que vendía Puma se producía en el país, ahora apenas llega al 10. Tomaron la decisión de cerrar la planta porque ahora importarán lo que se realizaba en el país”, explicó el sindicialista.

Por su parte, la secretaria de Trabajo de La Rioja, Miriam Espinoza, aseguró que Unisol no planea cerrar las dos plantas restantes de la marca de ropa y calzado deportivo.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *