La Primera

Por el cierre de una autopartista de Martínez, 350 empleados se quedarán sin trabajo

Por el cierre de la autopartista Hutchinson de la localidad de Martínez (Partido de San Isidro), 350 trabajadores se que quedarán sin empleo en los próximos días. Esto se debe a que, por la apertura de las importaciones en el sector, la empresa experimentó una caída en el nivel de competitividad que se tradujo en la fuerte retracción de las ventas en los mercados interno y externo.

La firma, del grupo Total Argentina, ya le comunicó a las automotrices la rescisión de los contratos que tenían en algunos casos hasta el año próximo. El cierre definitivo de la planta se hará efectivo en los próximos días. Hutchinson, dedicada a los insumos de caucho, posee más de 350 empleados afectados por el cierre de la planta, para los que los sindicatos firmaron con la empresa un acuerdo marco para desvincularlos.

En el convenio, se indica que la compañía manifestó que persiste y se agrava «la difícil situación productiva y financiera», que genera una «notoria e insanable disminución del trabajo en el establecimiento productivo». La compañía entregará una gratificación extraordinaria por egreso equivalente a una indemnización sustitutiva de preaviso e indemnización por antigüedad en caso hipotético de despido sin causa más un recargo del 150% sobre la antigüedad, de entre 500 mil pesos hasta 4 millones.

El acuerdo incluye además una cláusula que indica que «hasta el efectivo cierre del establecimiento de la empresa, la representación sindical se compromete a mantener la paz social en el mismo, evitando realizar cualquier tipo de medida de acción directa que atente contra su normal funcionamiento».

La firma, que tiene más de 120 plantas en el mundo y es proveedor de todas las automotrices, detalló en sus comunicados internos que entre las dificultades a las que se enfrentaron en los últimos años se destaca «la falta de competitividad de la plaza local y el alto costo de mantener la empresa en funcionamiento».

La situación del mercado autopartista local es delicada, agravada por la mayor importación de piezas y los altos costos de producción. Según un informe reciente de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), mientras que en el primer trimestre del año la producción nacional de vehículos disminuyó 7,4%, las compras de autopartes al exterior se incrementaron 3% en términos interanuales. Es decir, la importación de piezas creció considerablemente y la Ley de Autopartes con la que el gobierno intenta aumentar la integración en los modelos de autos de producción local todavía no muestra un impacto positivo.

Cabe destacar que las autopartistas cerraron 2016 con una caída en las ventas superior al 10% y grandes firmas del sector iniciaron el año con suspensiones e incluso despidos y cierres para paliar la situación.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *