Provinciales

Olavarría: Tras 14 días de paro, trabajadores marcharon por el posible cierre de Cidegas

Dirigentes del sindicato de mecánicos Smata junto a trabajadores de la fábrica de tubos de GNC Cidegas se movilizaron hoy hacia la Delegación Regional del Ministerio de Trabajo de Olavarría para tratar de evitar el cierre de la empresa ubicada en el Parque Industrial de esa ciudad bonaerense que provocaría la pérdida de 39 fuentes de empleo.

Esta marcha, que también incluyó la entrega de una carta dirigida al intendente de Olavarría Ezequiel Galli se produjo tras 14 días de paro que mantienen los empleados de Cidegas a la espera de una respuesta a sus reclamos y de que les regularicen los salarios adeudados.

“Lo que buscamos es una respuesta y saber qué es lo que va a pasar con la empresa”, dijo Claudio Molina, secretario general de Smata Olavarria.

Además, el sindicalista agregó que la realidad es “preocupante por el posible cierre de la empresa”.

Molina aclaró también que lo que buscan es saber cuál va a ser el futuro de la empresa. En ese senrido, expresó que quieren “tener respuesta por parte del directorio de Cidegas, porque no la hemos tenido por parte de la patronal y tampoco del Ministerio de Trabajo, y sentimos que hay un desinterés del gobierno municipal porque hay 39 empleados que pueden quedar sin trabajo y todavía no nos solicitaron un encuentro para abordar la situación”.

El pasado 11 de octubre hubo una audiencia en la Delegación Regional del Ministerio de Trabajo, en la que los dirigentes del sindicato mecánico se presentaron para exigir que se normalice la situación, pero luego volvió a desatarse la crisis.

“Estamos trabajando sin ART y, en caso de que Cidegas tenga que cerrar, queremos asegurar aunque sea el pago de la indemnización de los trabajadores para que les sirva mientras buscan un nuevo trabajo, porque sabemos que la situación del país está difícil en este sentido”, resumió Molina.

La situación económica de Cidegas se complicó a partir en 2015, cuando la empresa comenzó a percibir una notoria merma en la demanda de sus productos, probablemente originada en un cambio de relación del costo del GNC con otros combustibles.

Hoy, esta baja en la economía de la empresa ha resultado en que los sueldos están retrasados, por lo que 39 empleados se encuentren en situación de inestabilidad.

“La situación nos preocupa a todos. La realidad es triste. Vemos que a la empresa se está vaciando y todo se va direccionando en un solo sentido: la quiebra de la empresa Cidegas”, señaló Molina.

Compartir en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *