Entrevistas

Monasterio: “La unidad de la CGT y la CTA es un hito en la historia del sindicalismo”

El secretario general de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) Delegación San Isidro, Pedro Monasterio, participó el jueves pasado del congreso en el que la CTA definió encarar el proceso de unificación con la CGT.

Para conocer detalles de esta determinación, La Primera entrevistó al dirigente de los trabajadores judiciales de la Zona Norte.

-La CTA conducida por Hugo Yasky logró en estos años coordinar varias luchas con otras organizaciones del movimiento obrero, ¿fue esa la semilla para empezar a gestar la reincorporación a la CGT?
-Sin dudas. En diciembre de 2015 empezó un proceso de retroceso de los derechos de los trabajadores y el ataque que sufrimos hizo indispensable estar en la calle como dique de contención. Con el avance del gobierno de Mauricio Macri, fuimos viendo la necesidad de hacernos más fuertes y para ello siempre tuvimos claro que la mejor herramienta era la unidad con aquéllos sectores que tienen la misma voluntad de lucha que la CTA de los Trabajadores. Eso hizo que confluyamos en la calle con otros sectores con los cuales además tenemos una idea parecida en cuanto al modelo de país que queremos para la Argentina. A partir de ahí comenzó este proceso de acercamiento entre ambas centrales que desencadenó en lo que fue el histórico congreso del jueves pasado en Lanús, donde la CTA decidió iniciar el proceso de reincorporación a la CGT. Sin dudas se está escribiendo una página importante en la historia del sindicalismo argentino y así lo sentimos cada uno de los que tuvimos la suerte de participar del congreso. Creo que el paso que se ha dado va a ser recordado como un hito que marcará una nueva etapa del sindicalismo en la Argentina.

-¿Cómo serán los pasos para concretar esta incorporación?
-Creo que la magnitud de lo que significa la unificación de una central en otra hace que el proceso sea bastante complejo. Tanto desde lo jurídico como desde lo político, hay por delante muchas cosas por definir. Sin dudas que será necesario que todos cedamos un poco en pos de lograr esa unidad tan necesaria para los trabajadores, pero estamos convencidos de que es posible y se va a dar más temprano que tarde. La CTA de los Trabajadores y sobre todo Hugo Yasky, como su secretario general, se han caracterizado siempre por tener una actitud generosa y sin “vedetismos”, que ha facilitado que durante estos años se hayan podido articular muchísimas medidas tanto con la Corriente Federal de la CGT como con la CTA Autónoma de Pablo Micheli. Hemos visto en la Argentina uno de los actos de máxima generosidad que la política ha mostrado cuando Cristina, líder del movimiento nacional y popular, decidió ceder su lugar a Alberto Fernández para así facilitar que más sectores se sumen al Frente de Todos para derrotar al neoliberalismo en las urnas, lo cual sin dudas ha sido una enseñanza y un mensaje que ha calado muy fuerte en la sociedad. Creo que ese mensaje servirá sin dudas para que desde el sindicalismo se de también ese gesto de dejar de lado los egos personales en pos de crear una central fuerte que esté a la altura de los tiempos que corren.

-¿Cuál será la dinámica interna que se dará en el gremio de los judiciales para encarar este proceso de unidad?
-Lamentablemente, la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) en ese sentido viene bastante relegada. La división de la CTA en el año 2010 fue un proceso muy doloroso para nosotros, que ha dejado a nuestro sindicato aún 9 años después sin una definición oficial respecto a la adhesión a una central. Nosotros como oposición dentro del sindicato vemos esta situación con mucha preocupación porque creemos en la necesidad de la organización de la clase trabajadora en sindicatos primero y en una central después. Queremos que la AJB sea parte de este proceso de unidad y trabajaremos para hacer eso posible.

-¿Cómo será la convivencia con sectores más conservadores del sindicalismo?
-No me gusta hacer futurología, está claro que con algunos sectores de la CGT tenemos visiones y formas de trabajar distintas y que armonizar esas formas dentro de una central no va a ser tarea fácil. Pero esto es algo nuevo, dentro de la CGT también existen diversas posturas y sectores que han sido más combativos contra el neoliberalismo y otros que han sido más pasivos o “negociadores”. Lo importante será lograr una central fuerte con la mayor cantidad de sindicatos adentro y que sea la punta de lanza a la hora de defender los derechos de los trabajadores y los embates del neoliberalismo.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *