Nacionales

Los trabajadores municipales también rechazaron el golpe de Estado en Bolivia

El secretario de Estadísticas, Capacitación y Formación Profesional de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerense (Fesimubo), Gustavo Seva, manifestó el repudio de dicha organización al Golpe de Estado que se realizó en Bolivia, al igual que el de la Confederación de Trabajadores Municipales de la República Argentina (CTM) y la CONTRAM ISP Américas.

“Para los trabajadores municipales es muy importante repudiar este golpe de Estado diseñado en los Estados Unidos. Por más que la derecha neoliberal en nuestro país se ocupe mediante los medios hegemónicos de lavar la imagen del golpe, no está en duda que hubo una interrupción del orden institucional. Las fuerzas armadas no obedecieron al poder político y eso es una actitud golpista, y esto sumado a las fuerzas policiales, más la dirigencia xenófoba, que respondieron a intereses extranjeros”, analizó Seva.

El dirigente oriundo de San Isidro remarcó los puntos críticos por los cuales el movimiento obrero debe tomar postura ante esta situación de pérdida de la democracia. “Los trabajadores estamos preocupados porque sabemos que las dictaduras nos quitan derechos, intervienen los sindicatos, cercenan la libertad de expresión y en este caso se vuelve a la década del 70 con los militares al poder y el uso de la fuerza”, explicó el sindicalista.

Seva destacó la importancia del documento de la Confederación de Trabajadores Municipales de la Internacional de Servicios Públicos de las Américas (CONTRAM ISP Américas), cuyo secretario general es Rubén García, que interpela en duros términos el quiebre institucional.

A continuación, el texto citado:

Ante el golpe de Estado en Bolivia, la CONTRAM ISP Américas declara:
1- El apoyo a la democracia boliviana y a sus autoridades legales y legítimas.
2- El apoyo a la convocatoria a nuevas elecciones que había anunciado el presidente Evo Morales.
3- El desconocimiento por ilegal e ilegítima de toda autoridad surgida de la asonada policial/militar en marcha.
4- El llamado a todas las fuerzas progresistas de América Latina y globales a pronunciarse y movilizarse en contra de los golpistas.
5- Denunciar la aplicación de la doctrina de guerra social de baja intensidad, seguida de amotinamiento policial y pronunciamiento militar, los llamados golpes de estado de nuevo formato, impulsados al amparo de las potencias hegemónicas del capitalismo global.
6- El golpe está en marcha, la resistencia también, el pueblo boliviano dará las batallas necesarias cuando le sea propicio, no cuando al enemigo le convenga, en ese momento las fuerzas de la democracia y la justicia social de Latinoamérica estarán marchando a su lado. ¡No al golpe de estado! ¡Por la soberanía del pueblo boliviano!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *