La Primera

Los trabajadores de Acoplados del Oeste continúan luchando por sus fuentes laborales

Los miembros de la cooperativa Acoplados Del Oeste (ADO) se movilizaron esta mañana al Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial 20, a cargo de Eduardo Malde, para exigir que se decrete la quiebra de la firma Petinari, lo que les permitiría reingresar al predio ubicado sobre la Ruta 200, en Merlo, para recuperar sus fuentes laborales.

La sentencia judicial es esperada por los trabajadores tras el veto de la gobernadora María Eugenia Vidal de la ley de expropiación de la fábrica que había sido aprobada por la Legislatura provincial y el desalojo del lugar efectuado por efectivos de Gendarmería el 3 de marzo último, en un imponente operativo. Desde entonces, los integrantes de ADO permanecen en el ingreso a la planta.

En diálogo con La Primera, el secretario de Organización de la CGT Regional Zona Oeste, Matías Velázquez, explicó que es necesario que el juez “presente la quiebra de la empresa” Petinari para que “los trabajadores puedan continuar como cooperativa”. Sin embargo, alertó que el magistrado “otorga constantemente prorrogas innecesarias” y señaló que “hay un gran negocio inmobiliario con las seis hectáreas que ocupa la planta ubicada en Ricardo Balbín”.

“Hoy, los trabajadores de ADO esperan un solución a este conflicto que lleva ya más de seis meses y que dejó a muchas familias en la calle. Ellos saben que por estos tiempos va a ser muy difícil ganar esta batalla pero tienen muy en claro que no van a abandonar esta lucha”, sentenció el dirigente sindical.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *