La Primera

Las protestas llegaron a Nordelta y otros countries

Esta mañana, durante tres horas, integrantes del Movimiento Popular La Dignidad, que forma parte de la CTEP, llevaron a cabo una protesta en uno de los ingresos al country Nordelta, ubicado en el partido de Tigre, para reclamar alimentos, útiles escolares y trabajo.

La manifestación se llevó a cabo en forma pacífica -solo despertó algunas reacciones contrarias de habitantes del megacomplejo de barrios privados- y tuvo como fin presentar un petitorio y realizar una olla popular para visibilizar la difícil situación que atraviesan los sectores populares a raíz de la crisis económica.

En forma simultánea con la protesta en la urbanización privada emblemática de la Zona Norte, se desarrollaron otras en los countries San Diego (Moreno) y Abril (Berazategui).

En diálogo con el sitio de noticias Tigre al día, el referente de La Dignidad, José Gaspio, explicó: “Estuvimos en Nordelta, como también en San Diego y Abril, para reclamar por la situación económica que afecta particularmente a nuestro sector; la situación es muy compleja y no va a mejorar. Además, se están rompiendo los diálogos, que siempre fueron difíciles, con los gobiernos nacional y provincial”

Sobre la razón de manifestarse en las entradas de los countries, el dirigente expresó con contundencia: “Llegó el momento de que los sectores pudientes hagan el esfuerzo porque los sectores populares no podemos más”.

“Entregamos un petitorio con un pedido de colaboración para los merenderos y los comedores”, continuó Gaspio, quien puntualizó que además de alimentos y útiles escolares solicitaron trabajo.

“Nuestro primer reclamo tiene que ver con el trabajo, no tenemos problemas en trabajar con nuestras cooperativas dentro de los countries”, aclaró el referente.

Por último, Gaspio críticó a la gestión macrista por los tarifazos en los servicios públicos y los aumentos de precios en alimentos y otros productos. “Todas las medidas que toman afectan a los laburantes”, concluyó.

Mientras llevaban a cabo las protestas, desde La Dignidad hicieron circular un breve comunicado en el que destacaban que “la concentración de la riqueza afecta cada vez más la vida de las familias trabajadoras” y que “los comedores populares no dan a basto porque el hambre no para de crecer”. Y explicaban: “Estamos acá compartiendo el pan y esperando una respuesta solidaria de quienes más tienen”.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *