Nacionales

La plaza de las CTA se colmó de trabajadores y críticas a Macri

En una Plaza de Mayo colmada de trabajadores, los secretarios generales de la CTA Autónoma y de los Trabajadores, Pablo Micheli y Hugo Yasky, no ahorraron críticas contra el gobierno de Mauricio Macri y coincidieron en un llamado a la unidad. Además, en representación de la CGT, el orador fue “Barba” Gutiérrez.

Esta tarde, Micheli aclaró que el gremialismo no tiene “ninguna intención de desestabilizar a nadie”, a la vez que advirtió que el Presidente y su administración tiene una “política antisindical rabiosa” y piensa “con cabeza de patrón”.

En la movilización de las dos CTA contra la política de “ajuste” del oficialismo, Micheli convocó a “que no vuele una pluma en el país” el próximo 6 de abril, cuando se lleve a cabo la huelga nacional convocada por la CGT.

“Que el paro demuestre que por más estadísticas de mierda que tiren, nadie quiere estas medidas. Y después del paro, más lucha y más lucha, hasta que cambie este modelo”, subrayó el dirigente de los estatales.

Junto al secretario general del Suteba, Roberto Baradel; Micheli cuestionó a Macri por acusar a los maestros de “desestabilizadores” y agregó: “Respetamos su mandato, no tenemos ninguna intención de desestabilizar a nadie. Reclamar que los maestros tengan un salario digno es pensar en el futuro del país, acusar a los maestros de ser desestabilizadores, de ser el demonio, es una vergüenza del gobierno, empezando por el Presidente y siguiendo por sus ministros”.

Por su parte, Yasky afirmó que el próximo paro general “va a ser un plebiscito”, que va a demostrar el “rechazo a las políticas del hambre” del gobierno nacional.

“El 6 de abril vamos al paro general. Queremos que se termine la luna de miel con un gobierno que usó el diálogo social para poner de rodillas a los trabajadores. El paro va a ser un plebiscito, que va a ser inapelable, y va a demostrar de una punta a la otra del país el rechazo a las políticas del hambre, de la flexibilización laboral, el no al techo de las paritarias”, recalcó el sindicalista.

Al cerrar el acto de las dos CTA en Plaza de Mayo, el dirigente histórico de los docentes subrayó: “Vamos a exigir que el mandato presidencial de este gobierno se cumpla hasta el último día, lo cual no significa que le vamos a firmar un cheque en blanco”.

“Queremos diálogo, pero diálogo de verdad, no tener que ir a agachar la cabeza”, se quejó Yasky.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *