La Primera

Cueroflex no puede sostener más la situación y 80 trabajadores quedarían en la calle

La cooperativa Cueroflex, radicada en el partido de San Martín y que distribuye sus productos a toda Latinoamérica, es víctima del ahogo causado por las políticas económicas del gobierno nacional, por lo que podría cerrar sus puertas y dejar a 80 personas en la calle.

Así lo expresó el presidente de la cooperativa, Jorge Reisch, en diálogo con La Primera. “La verdad es que no sabemos qué hacer, encima con esto del dólar nadie vende, nadie quiere comprar, se nos cayó la venta entre un 50 y 60%, nos vino 1.200.000 pesos de servicios entre luz y gas, no da para más, no sabemos cómo vamos a hacer, vamos a laburar para pagar impuestos nada más y no nos vamos a llevar una mierda porque la mano esta durísima, encima no se estabiliza la economía ni para un lado ni para el otro”, explicó con crudeza.

“Vengo de una reunión con un abogado para ver si nos hace una cautelar, pero la cautelar para la bronca y nada más porque después va a pasar como con la deuda de Edenor, que tenemos 6 millones de pesos que debemos de luz; veníamos pagando la mitad de la boleta debido a un acuerdo que teníamos con el Ministerio de Energía, después no cumplió con el subsidio y nos quedó la deuda con Edenor”, detalló.

“No sabemos más que hacer, la verdad es que no se puede creer lo que nos están haciendo, la industria argentina está muerta, los zapateros hechos pelota y el que tiene un mango no lo quiere gastar, lo tiene guardado en dólares o lo dolariza, si querés cambiar cheques te matan, nunca nos había pasado una cosa así, en seis años de cooperativa es la primera vez que vivimos esto”, agregó.

Además, Reisch se refirió al proyecto de ley de cooperativas que se encuentra “cajoneado” en la Cámara de Diputados. “Habla de pagar tarifas un 50% menos, que no haya desalojos, entre otras cosas, pero no le veo futuro y, si sale, seguramente Macri la va a vetar”, expresó.

“La verdad es que estamos muy complicados, somos 80 pibes y no sabemos dónde mierda vamos a ir, encima hay gente grande, gente que tiene 40 años en la empresa, yo tengo 20. La verdad es que estamos jugados, si concursamos vamos a cagar a todo el mundo y no es lo que queremos, esto es un desastre”, concluyó.

Compartir en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *