Nacionales

La CGT convocó al sexto paro general contra el gobierno macrista

La Confederación General del Trabajo (CGT) convocó a un paro nacional por 24 horas para el próximo miércoles 29 de mayo en rechazo a las políticas del gobierno macrista y «la aceleración de la decadencia de la economía» de los trabajadores.

«Después de un análisis pormenorizado, en forma unánime, el Consejo Directivo convoca a una medida de acción directa, que se trasladará en un paro de 24 hora con fecha del 29 de este mes», señaló uno de los secretarios generales de la organización, Héctor Daer.

El anuncio del sexto paro nacional contra la administración de Mauricio Macri se realizó tras la reunión del Consejo Directivo realizada en la histórica sede de la central sindical, ubicada en la calle Azopardo, en la que los dirigentes «dialoguistas» tomaron en forma unánime la decisión de lanzar la medida de fuerza.

La huelga tendrá lugar en medio de un malestar de la CGT con el gobierno, especialmente de los influyentes gremios del transporte agrupados en la CATT, ante la falta de respuesta a su reclamo por el Impuesto a las Ganancias, cuyos descuentos afectan a los trabajadores del sector.

«La decisión es por solidaridad con lo que está sucediendo en el país. Para nosotros está primero la patria, en este momento no hay sector que no esté afectado. (La medida) no tiene nada que ver con la división en el movimiento obrero, ni con lo político, tiene que ver con lo que nos pasa a todos los argentinos», afirmó el otro secretario general de la central, Carlos Acuña.

Por su parte, Daer aseguró que la decisión se tomó en respuesta a una situación económica que «afecta a todos los trabajadores y a los compañeros que aún buscan trabajo».

Además, el dirigente sostuvo que la medida de fuerza «se viene gestando desde la semana pasada» y que decantó en el paro «con consenso unánime».

La CGT lanzó su paro 14 días después del que llevaron adelante los sindicatos «combativos» alineados en el Frente Sindical, referenciado con Hugo Moyano, y las CTA. A esa medida, no adhirieron los gremios de la conducción de la central obrera, entre ellos los del transporte que hicieron su propia huelga durante el feriado del 1° de Mayo.

Se da por descontado que la medida anunciada será contundente ya que adherirán los colectiveros y los ferroviarios, los estatales de UPCN, los trabajadores de la construcción de la Uocra y los empleados de comercio, entre varios otros. Además, posiblemente también se sumen los afiliados de los sindicatos «duros» encolumnados en el moyanismo y las distintas vertientes de la CTA.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *