Nacionales

Incertidumbre en los trabajadores de la Comisión Nacional de Pensiones

Los trabajadores de la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales resolvieron adoptar la modalidad de “alerta y asamblea permanente” ante la incertidumbre del futuro de ese organismo y la posible pérdida de puestos de trabajo. La Junta Interna de Delegados de Pensiones enrolada en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), encabezada por Walter Pignataro, decidió ponerse al frente de la “visivilización del desguace de la Comisión Nacional”, según advirtieron.

En diálogo con La Primera, Pignataro dijo: “La medida del gobierno se enmarcaría dentro del plan de ajuste en materia de políticas sociales, que afecta directamente a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad. Sabíamos que este gobierno venía a achicar el Estado pero nunca pensamos que se iba a meter con los más vulnerables que son los discapacitados”.

Vale la pena recordar que hace apenas dos meses el presidente de la Comisión de Pensiones, Guillermo Badino, fue el responsable de haber recortado 70.000 pensiones por discapacidad, una situación que tuvo que salir a restablecer la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley “por presión de la marcha que hicimos, por la mediatización de este feroz recorte y porque fuimos al Congreso de la Nación a plantear esta problemática, entre otras cosas”, observó el dirigente gremial.

Una de las mayores preocupaciones de los trabajadores de dicho organismo es el rumor de la puesta en vigencia del Certificado Único Oficial (CUD) como requisito para solicitar una pensión. “El CUD mide discapacidad sin tener en cuenta el contexto social. Si se aplica hoy esta exigencia se caerían automáticamente 600.000 pensiones por invalidez. No podrían sostener su beneficio los enfermos de cáncer, los insulino dependientes, los enfermos de chagas y los celíacos”, detalló Pignataro.

El pasado viernes, en una asamblea con importante concurrencia de trabajadores resolvieron algunas acciones a desarrollar. “Entre todos dijimos que no permitiremos la disolución, ni la división de nuestro organismo. Para eso, vamos a realizar una marcha entre trabajadores y miembros de los Centros de Pensionados este miércoles en el marco del estado de alerta y movilización para salvaguardar las fuentes de trabajo y los derechos adquiridos”, destacó el delegado de la Junta Interna.

En el plano regional, la inestabilidad ya se había hecho sentir hace 15 días atrás cuando cerraron, sin previo aviso, la oficina de Pensiones ubicada en la localidad de General Pacheco, en el partido de Tigre.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *