La Primera

Estatales, docentes y trabajadores industriales hicieron sentir el parazo en la Primera Sección

El paro general que se desarrolló hoy con un alto nivel de acatamiento en todo el país mostró, desde muy temprano, una postal repetida en los distritos que integran la Primera Sección Electoral: parálisis en las fábricas, calles vacías de colectivos, estaciones de servicios cerradas, andenes de ferrocarriles desiertos, autopistas con tránsito dominguero y persianas de comercios que en muchos casos permanecieron bajas.

El centro de trasbordo de Moreno, la estación San Miguel del Ferrocarril San Martín, el Parque Industrial de Pilar, las autopistas del Sol (Panamericana) y del Oeste fueron buenos ejemplos de ese panorama de huelga que se replicó en cada una de las localidades de la región. Pero la medida de fuerza también incluyó cortes de accesos y represión. En el cruce de la Panamericana con la Ruta 197 (El Talar, partido de Tigre), se produjo en horas de la mañana un enfrentamiento entre trabajadores de la educación y de la industria, nucleados en distintos sindicatos, y efectivos de la Gendarmería Nacional que desalojaron a los manifestantes de manera violenta y provocaron heridos y detenciones.

En dialógo con La Primera, dirigentes sindicales de gremios educativos, estatales e industriales realizaron un balance y una evaluación del desarrollo del paro impulsado por la CGT, pero que contó también con la adhesión de las CTA Autónoma y de los Trabajadores.

El secretario general de la CTA Regional Zona Norte, Hugo Russo, evaluó como muy alto el acatamiento a la medida de fuerza. “En los gremios más numerosos que nuclea la CTA, como Suteba, ATE, Cicop y Judiciales, el paro fue muy importante. En el sector de Judiciales, el paro fue alto en los 19 departamentos, con un acatamiento de alrededor del 75 y 80%. Esperamos que el gobierno, tanto provincial como nacional, se siente a dialogar con los gremios para acordar una paritaria que mejore la calidad de vida de los trabajadores”, declaró.

Por su parte, el secretario general de ATE Merlo-Moreno, Walter Cravero, señaló: “La medida fue más que contundente. Desde nuestro sector, hemos decidido también la movilización al Puente Pueyrredón promovida por ATE Provincia para demostrar el descontento y que no quede como un paro dominguero. En Moreno y Merlo, notamos muchísima adhesión, no hubo transporte, muchos comercios cerrados, incluso locales de cadenas de supermercados. La autopista simulaba un domingo o un feriado por la poca circulación de vehículos. En el Municipio también entendemos que la adhesión ha sido total. En el sector de la educación también hubo una altísima adhesión, casi ninguna escuela abrió sus puertas. Entendemos que en lo que tiene que ver con el sector estatal ha sido altísimo el acatamiento, cercano al 100%”.

Sobre cómo continuará el plan de lucha a partir de ahora, el dirigente agregó: “Hay que discutir un plan de lucha que transite todo el año porque más allá del paro y de la contundencia que tiene hay una clara actitud del Gobierno de no dar respuestas, de desoír la ley inclusive porque hay fallos judiciales que se incumplen. Este paro es un plafón para seguir discutiendo y para oponerse a estas políticas que nos están llevando a un desastre económico que repercute directamente en los trabajadores y más en los estatales que están muy precarizados”.

Parque Industrial Pilar desierto.

A su vez, el titular de la CTA Pilar, Jesús Humaño, que conduce también la delegación Pilar-Mercedes de FETIA (Federación de Trabajadores de la Energía, Industria, Servicios y Afines), sostuvo que en el Parque Industrial pilarense, el más grande de la Argentina, la parálisis fue casi absoluta. “En el Parque Industrial de Pilar hubo un 90% de acatamiento. Solamente no adhirieron unos pocos sectores administrativos. Fue contundente el paro general de los trabajadores para decirle al gobierno de Macri basta de ajuste, basta de subas de precios, basta de tarifazos, basta de atropellos a los jubilados y al pueblo argentino”, expresó.

Acerca de las razones que impulsaron el fuerte acatamiento a la medida, Humaño añadió: “Esperamos que el Gobierno vea la realidad de la crisis de los sectores productivos del país, una pérdida del poder adquisitivo de los salarios, desde su asunción, cercano al 50%. Están desarrollando un plan económico que solo se sostiene con fuerte endeudamiento externo y, al mismo tiempo que empobrecen a la clase trabajadora, llevan adelante un fenomenal endeudamiento externo cercano a los 100 mil millones de dólares, algo nunca visto en los países emergentes”.

En tanto, el dirigente no descartó nuevos paros y movilizaciones si el gobierno no rectifica el rumbo económico: “Este paro general es el primero de otros que van a venir si el presidente Macri no cambia su política económica. Con este modelo, el Gobierno es nuestro enemigo y nosotros somos enemigos de este gobierno, decimos esto con absoluta claridad y vamos camino a preparar un gran 1 de mayo con trabajadores de todo el país que harán reventar la Plaza de Mayo para decirle a este Gobierno basta de atropellos al pueblo trabajador”.

A pesar de la represión de la que fueron víctimas los docentes nucleados en Suteba Tigre, junto a trabajadores de la industria con los que cortaron la Panamericana a la altura de la Ruta 197, el secretario general de ese sindicato, Alfredo Cáceres, hizo una evaluación positiva del paro. “El paro de hoy fue muy importante, de un altísimo acatamiento en todas las escuelas. Empalma con todo un proceso de resistencia y de lucha que venimos dando como docentes. En nuestras asambleas previas fuimos votando la necesidad de que el paro sea activo y, en ese sentido, coordinamos con un grupo de trabajadores de distintas fábricas y de distintos sectores de la Zona Norte en general un corte sobre la Panamericana que desató una represión por parte de la Gendarmería que terminó con la detención de seis compañeros. Sin embargo, hacemos una evaluación muy positiva del paro en general, pero creemos que este paro no va a alcanzar para torcer el rumbo del gobierno, que va a hacer falta seguir la lucha y me parece que todo queda planteado para que sea así en una etapa próxima”, consideró.

A su vez, el secretario general de Suteba Moreno, Pablo Díaz, también hizo su evaluación: “Hoy el paro fue total y del 6 de marzo para acá todas las medidas fueron importantes, con mucha participación y contundente a pesar de todas las amenazas y aprietes que hubo. Estamos en la mitad del conflicto consideramos nosotros, es una pelea de largo plazo, que la vamos a ganar pero nos puede llevar todo el año. Veníamos con un acatamiento a los paros de entre un 70 y un 80% pero hoy fue total”.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *