Entrevistas

El SEOJH, un sindicato joven dedicado a recuperar la representatividad de los municipales de Hurlingham

El Sindicato de Empleados, Obreros y Jerarquizados de Hurlingham (SEOJH), que integra la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo), está dedicado a recuperar la representatividad de los trabajadores municipales de dicho distrito de la Zona Oeste del Conurbano. Durante una entrevista con La Primera, su secretario general “Beto” Cubilla repasó la intensa labor desarrollada en estos casi dos años.

-¿Cuál fue el contexto de surgimiento del sindicato?
-Nació con el recambio de gestión en el Municipio. Los compañeros municipales hace mucho tiempo demandaban una representatividad gremial que hace mucho tiempo se había perdido. Nosotros teníamos un sindicato de la vieja estructura que siempre estuvo muy relacionado al poder de turno, entonces los compañeros no se sentían representados, buscaban más que nada armar algo propio. La idea estaba instalada pero no se podía dar por el contexto político a nivel local. Y cuando hubo un cambio de gestión, se dio esta posibilidad a través también de una charla con nuestra federación (Fesimubo), que conduce el “Cholo” García, y también con la Intendencia para poder comenzar a trabajar con los compañeros municipales.

-¿Qué experiencias recogieron en este breve tiempo de trabajo?
-Nosotros todavía no llegamos a tener dos años de vida como sindicato. Nosotros tenemos año y medio trabajando, pero con buena repercusión entre los compañeros, una buena llegada. Lamentablemente, estamos atravesando una situación difícil, estamos conteniendo desde nuestro lugar a muchos compañeros porque la realidad es que los municipales y más en esta situación, cuando se atraviesa una crisis como la que se está atravesando en el país, somos de los sectores más golpeados, porque tenemos los salarios más bajos. Esto no viene de ahora, viene de mucho tiempo atrás. Por suerte, nosotros pertenecemos a la Fesimubo, que es la que permanentemente lucha por los derechos de los trabajadores, que es justamente la que con su lucha consiguió la ley 14.656, que es la que hoy nos contiene, nos avala y nos da la posibilidad de defender a nuestros compañeros con la ley en la mano.

-¿Cuáles son las principales líneas de acción que se plantearon abordar desde un principio?
-Hoy, nosotros somos una comisión fundacional, todavía estamos con la personería gremial en trámite, que seguramente en poco tiempo va a salir. Y en lo que estamos trabajando fuertemente, nuestros objetivos principales, primero es construir el tejido gremial que se había perdido, la representatividad gremial en los sectores, trabajando fuertemente con los compañeros que se están postulando para delegados en cada sector; y a partir de eso, la idea nuestra y la bandera que tenemos es la defensa del trabajador, recuperar eso que se había perdido en Hurlingham, ya que hace mucho tiempo había un descreimiento total en el sector sindical, en los dirigentes sindicales.
Hoy, lo que tenemos como objetivo es instalar el tejido gremial en base a la ley que tenemos y estamos impulsando. Ya nos hemos reunidos con el intendente (Juan Zabaleta) para ver cómo podemos comenzar a trabajar con el convenio colectivo de trabajo, que es lo que a nosotros nos va a avalar y vamos a volver a recuperar los derechos que en algún momento tuvimos los trabajadores municipales.

-¿Y cómo recibió el intendente esa propuesta?
-El intendente ya lo asumió el compromiso de hacerlo. Más allá de que lo hablamos a fin del año pasado, se comprometió a que este año nos vamos a sentar y armar la mesa con los compañeros para ya empezar. Yo creo que no va a pasar de este año para que podamos hacerlo. Lo que pasa es que en esto también hay que entender el contexto, no quiero con esto quitar responsabilidad pero me parece que el intendente está resolviendo, como en todos lados, los problemas que se suscitan por la situación económica actual; a veces se dejan en segundo plano algunas situaciones de los compañeros municipales, pero el compromiso está. Yo quiero creer y estoy confiado en que este año vamos a firmar el convenio colectivo que seguramente va a ser muy beneficioso para los compañeros.

-En este poco tiempo de existencia, ¿lograron articular su trabajo con otras organizaciones locales?
-Tenemos mucha relación con muchos compañeros de organizaciones sociales porque la situación y el escenario en el que estamos lo requieren. Pensamos de la misma manera, yo creo que hoy tenemos una gran responsabilidad, por eso nos unimos y tratamos de contener y resolver los problemas. Cuando hablamos de unir, se trata de unir objetivos, unir ideas para tratar de tirar todos del mismo carro. La verdad, tenemos una gran relación con muchas organizaciones de acá, permanentemente nos reunimos y estamos tratando de armar una mesa en la cuál participemos todos los sectores sociales.

-En este contexto económico mencionado más de una vez, ¿notan un deterioro importante en la calidad de vida de los trabajadores de Hurlimgham en este último tiempo?
-Verdaderamente, la calidad de vida es mala. Día a día, estamos viviendo todos la situación que golpea a los vecinos. La situación es negativa. Con los servicios, cuando uno va al supermercado, los aumentos los estamos viviendo todos. Es preocupante.
Hoy, nosotros como sindicato, lo que vemos es que el compañero acude con una necesidad y lo que estamos haciendo es resolver los problemas desde lo social, conteniendo, priorizando esos temas, y no quizás lo gremial. Por ahí no podemos hacer el trabajo de conseguirle conquistas al trabajador, sino de resolverle un problema que hoy atraviesa. Por ahí le falta para pagar un servicio y tenemos que ayudar a que no le corten la luz, estamos viviendo una situación muy caótica. El panorama para adelante, la verdad, no es alentador.

-¿A qué acuerdo paritario llegaron este año con el Municipio?
-No hay paritaria que alcance. Nosotros este año cerramos en un 20% de aumento en dos etapas: una ya se pagó, un 10, y la otra va a venir ahora con el sueldo de julio en agosto. Pero como te digo, no alcanza. Nosotros cerramos en un 20 con un gatillo que seguramente nos estaremos sentando en septiembre. Pero la realidad, lo que nos está marcando, es que va a superar el 30 la inflación, por lo que igualmente vamos a perder.
Ya el año pasado habíamos logrado un 25% y la inflación lo superó. O sea que permanentemente el sueldo del trabajador viene deteriorándose, perdiendo a medida que va pasando el tiempo.
Un compañero que entra nuevo está cobrando 9 o 10 mil pesos como sueldo de bolsillo, entonces digo: ¿quién vive con 8, 9 o 10 mil pesos? Nadie. Estamos complicados.

-¿Están trabajando en otras áreas, como salud y deporte?
-En el área de deportes estamos trabajando con los clubes de barrio, con la Liga Infantil, le estamos dando un espacio. Tenemos alrededor de más de 35 clubes que vienen habitualmente acá. Calculá que cada club tiene alrededor de 120 o 140 chicos. Les dimos el espacio y estamos conteniendo desde acá.
También estamos trabajando para armar el espacio para la tercera edad, para nuestros compañeros municipales que ya se jubilan, ya están armando su espacio acá también.
Y desde lo social estamos trabajando con muchos servicios que le damos a nuestros compañeros afiliados, por ejemplo tenemos el área de odontología acá adentro, tenemos clínica médica, dentro de poco tiempo vamos a tener kinesiólogía, ya lo vamos a anunciar. Y también tenemos farmacia, supermercados que trabajan con nosotros, que le dan la posibilidad al compañero que puedan ir a retirar y pagar a fin de mes.
Tenemos pensado armar una serie de capacitaciones. A través de federación, estamos viendo primero cómo podemos empezar a capacitar a nuestros compañeros que son delegados en lo gremial y ver la posibilidad de instalar algunos cursos para los compañeros también en este espacio.

-Por último, ¿están conformes con la labor que vienen desarrollando?
-Nos tocó un escenario difícil. No estamos contentos, pero estamos satisfechos. Cuando uno camina los lugares, los compañeros lo reciben bien porque saben que uno siempre está preocupándose y ocupándose de resolver los problemas. El compañero que viene por acá siempre se va con una respuesta. La realidad es que hay cosas que no podemos, hacer aunque nos gustaría, pero todo lo que esté a nuestro alcance lo vamos a hacer.

Compartir en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *