Nacionales

Continúa el paro del SOMU, que no fue notificado de la conciliación obligatoria

El Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU), que conduce Raúl Durdos, anunció que continúa hoy con el paro en el sector de la marina mercante en reclamo de una recomposición salarial para los trabajadores. La medida afecta desde la tarde del viernes las actividades de las empresas enroladas en la FENA, ya que el gremio “no fue notificado fehacientemente” por el Ministerio de Producción y Trabajo nacional “de la conciliación obligatoria”.

“Vemos por estas horas como los funcionarios de Trabajo y Transporte han instalado el conflicto laboral paritario como un eje de campaña electoral para desprestigiar al sindicalismo. Hablan ahora de denuncias penales contra el SOMU sin buscar resolver un conflicto estrictamente laboral ajustado a la creciente inflación. Desesperados por su inoperancia, somos blanco de una campaña de desprestigio y difamaciones”, indicó Durdos.

El sindicato remarcó que el lunes pasado pudo haber llegado a un acuerdo paritario con las empresas pero que el gobierno inexplicablemente lo bloqueó y, de esta manera, precipitó el paro que ya llega a las 72 horas.

“Sabemos que se frustró la foto electoral del sábado de la exportación de gas desde Bahía Blanca por estar vigente nuestra medida, algo de lo que no somos responsables y los enfureció. Además, YPF desde ese puerto decidió de manera unilateral como negligente abaratar costos de tripulaciones poniendo en riesgo la seguridad operativa del puerto y la población de Ingeniero White, pero de eso no hablan”, agregó Durdos.

Además, el SOMU explicó en un documento publicado en las redes sociales: “La huelga es un derecho, no un delito. Desde la FENA desplegan maniobras constantes tendientes a minar al colectivo de trabajadores marítimos violando el principio de buena fe. Es por ello que hacemos saber que la medida legítimamente decidida por este gremio fue resuelta en razón de la sistemática negativa de la FENA a concretar una recomposición salarial justa para nuestros compañeros, en este innegable contexto de inflación creciente, manteniendo la ya acostumbrada postura de que los acuerdos salariales dependen de la renegociación de nuestros convenios colectivos, ante ello nuestra negativa sigue siendo rotunda. Las conquistas del SOMU no se entregan”.

“No hay conciliación obligatoria porque el gobierno no se ajustó a su comunicación legal vigente. Bajo ninguna forma seremos funcionales tampoco a los intereses mezquinos del empresariado y/o autoridades de turno. Repudiamos los calificativos agraviantes vertidos por el funcionario portuario de la AGP, Gonzalo Mortola, quien no solo demuestra un supino desconocimiento de los alcances del derecho constitucional de huelga, sino un desprecio por los trabajadores y sus representantes”, indicó el gremio.

“Reclamamos que se rectifiquen las manifestaciones calumniosas contra los representantes sindicales, ratificamos nuestro respeto por el derecho y reiteramos que jamás hemos incumplido ninguna intimación ni norma legal. Siempre estamos dispuestos al diálogo, sin condicionamientos, sin ofensas, y no toleramos la naturalización de la prepotencia empresaria, ni admitimos ser tratados como ‘hampones’ o ‘mafiosos’ como nos ha ofendido el funcionario mencionado”, finalizó la organización.

La medida del SOMU, llevada a cabo en conjunto con el Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante, afecta a los buques nucleados en la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA), que representa a la Cámara Argentina de Empresas Navieras y Armadoras (CAENA), la Cámara de Armadores de Bandera Argentina (CARBA), la Cámara Naviera Argentina (CNA) y la Cámara de Armadores y Remolcadores (CAR).

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *