Provinciales

Califican como “persecusión sindical” el envenenamiento de Damián Straschenco

Tras la declaración ante la Justicia realizada ayer por Damián Straschenco, el sindicalista envenenado mientras trabajaba en la Central Nuclear de Atucha, el titular del gremio de Luz y Fuerza de Zárate, Néstor Iparaguirre, celebró la posibilidad de que la víctima pudiera testificar y dar su versión de lo sucedido, y calificó el atentado, ocurrido el 9 de mayo pasado, como un acto de “persecusión sindical”.

“Hoy -por ayer- es un día especial”, señaló el secretario general de la seccional zarateña del sindicato en referencia a la declaración de Straschenco sobre “su envenenamiento en Atucha”. Frente al juez federal Adrián González Charvay, Straschenco, quien se desempeñaba al momento del hecho como secretario adjunto de Luz y Fuerza de Zárate, ratificó que lo “envenenaron con agua pesada en la Central Nuclear”.

“Hoy, Damián y los compañeros pueden testificar lo que realmente tienen para decir. Hoy creemos que empieza a haber una bisagra en este tema a partir del hecho de declarar y aportar todos los hechos que logren que esta situación se clarifique”, precisó ayer Iparraguirre en medio de la movilización que se generó en la puerta del juzgado en Campana.

En ese sentido, el dirigente gremial agregó: “Todo esto tiene que ver con una persecución sindical que planteamos al principio, siendo estructurada durante 30 meses y teniendo como cierre el despido y la situación que vivió en el mes de mayo. La gente nos conoce aquí en nuestra ciudad y, en la Justicia o el ámbito que corresponda, esto se dilucidará y saldrá a la luz. Tenemos pruebas y elementos más que factibles para poder mostrar en la Justicia, y estamos seguros de lo que vivimos. Lo único que pretendemos es que sea una Justicia equilibrada e independiente y nos den la oportunidad de plantear nuestros puntos de vista. Si realmente sucede esto, resolveremos la situación en breve”.

Cabe recordar que, en un flagrante acto de violación de la inmunidad sindical que establece la ley, el mes pasado, el trabajador envenenado con radioactividad en la central de Atucha, quien se desempeñaba además como secretario adjunto del sindicato de Luz y Fuerza de Zárate, fue despedido.

A raíz de esta medida arbitraria adoptada por la empresa Nucleoeléctrica Argentina, que opera la planta nuclear, el gremio repudió el hecho e inició acciones legales tendientes a la reinstalación de Straschenco en su puesto de trabajo.

Compartir en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *