Entrevistas

Balbi, de la UDAI San Isidro: “En Anses vivimos en conflicto constante”

Los trabajadores de Anses realizaron el viernes pasado una medida de fuerza en todo el país en respuesta a la conmoción que produjo el suicidio de un anciano de 92 años en la oficina de Mar del Plata, a la vez que para seguir denunciando el desacuerdo con el incremento salarial del 20% para 2017.

Para conocer cuál es la problemática que atraviesan los empleados del organismo de la seguridad social, La Primera entrevistó al delegado de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) en la UDAI de San Isidro, Ramiro Balbi.

-¿Cómo se vive este achicamiento del Estado en ANSES?
-La situación que viven los trabajadores en Anses es de conflicto constante. A principios de este año tuvimos un conflicto muy importante porque directamente se disolvió el sector de jurídicos y mucha gente se quedó sin tareas y debieron ser reasignados para poder tener una continuidad laboral pero fuera de lo que hacían, que era dictaminar expedientes.

-¿Qué otras áreas sufrieron recortes?
-Un conflicto que hoy sigue vigente es en el área de verificaciones, que es un sector especializado en Anses que hace verificaciones ambientales a domicilio de pensionados o jubilados, o visita empresas para verificar registros de trabajo. En ese sector se recortó la cartilla de verificadores y está en conflicto gremial desde hace seis meses, si esa tarea no se realiza hace que todos los trámites tarden más en salir.

-¿Cómo es la situación de estabilidad laboral?
-Te cuento mi caso como testigo porque en esta situación están cientos de compañeros. Estamos contratados por el artículo 93 de la Ley de Contrato de Trabajo, no somos parte de la SINEP, de modo que nos hacen contrato a plazo fijo y juegan hasta último momento para ver si nos renuevan o no. Otros directamente están en condición de monotributistas. Lo curioso es que hay gente que ha pasado este año a Planta Permanente y es nueva. Es decir, hay trabajadores que hace 10 años que trabajan en este organismo y permanecen contratados y otros que recién ingresan y ya están en planta.

-Sabemos que la mayoría de los gremios rechazan el porcentaje de incremento salarial que ofreció el gobierno, ¿por qué?
-Por lo escaso de la suma. A nivel nacional, la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) cerró la paritaria del sector con un aumento del 20%, además la patronal ofrecía 1.300 pesos de presentismo, siempre y cuando no se falte ni un día. Esta negociación echa por tierra los avances que se habían conseguido en el tema de licencias en las paritarias 2011 y 2013.

A raíz de todo esto se comenzaron a hacer medidas de fuerza como paros, asambleas, plebiscitos y diversas actividades con la participación de los distintos gremios del sector, como el Sindicato de Empleados de la Ex Caja de Subsidios Familiares (SECASFPI), la Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social (APOPS) y ATE.

-¿Cuál es tu sensación con respecto al porvenir de este conflicto?

-En la última asamblea que tuvimos en la UDAI de San Isidro, los compañeros más antiguos nos contaron su experiencia de vida y dijeron que esto se parecía mucho al vaciamiento del Estado que se llevó adelante en 1996 con reducción de salarios y jubilaciones, y lo peor es que todos los trabajadores sentimos que vamos a ese mismo lugar.

Compartir en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *