La Primera

ATE Luján denuncia al Municipio por la falta de pago de cuotas sindicales

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Seccional Luján denunció a la Municipalidad de ese distrito por una abultada deuda, superior al millón de pesos, que la Comuna mantiene con el gremio en concepto de cuotas sindicales que ya les fueron descontadas a los trabajadores.

Es decir, según aclararon desde la organización gremial, que el Estado municipal, a través de sus áreas contables, deduce mensualmente un porcentaje del sueldo de los empleados afiliados, pero no cumple con el consiguiente giro a la delegación local del sindicato.

En este sentido, el secretario general de ATE Luján, Julio Acedo, contó que ya se hicieron presentaciones ante el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires y la Justicia ordinaria. El dirigente advirtió que, debido a esta situación, a partir del próximo mes el gremio estará imposibilitado económicamente de cubrir el faltante en lo referido a créditos asumidos por trabajadores con comercios locales.

El sindicalista agregó que, en concepto de cuota sindical, la Municipalidad mantiene una deuda -de abril a agosto- de 522 mil pesos, a razón de 100 mil pesos por mes. En lo referido a cuota social -descuento optativo para el afiliado-, el pasivo asciende a casi 26 mil pesos durante el mismo período.

Por otra parte, en cuanto al ítem “proveeduría”, la suma adeudada asciende a los 476 mil pesos. Sobre ese último concepto, Acedo explicó que si “sos afiliado de ATE, te surge la necesidad de comprar un teléfono celular, entonces como trabajador vas a un comercio con el que tenemos convenio, se hace un presupuesto en cuotas, se autoriza en ATE y retirás el teléfono con la orden. Después por descuento de haberes se van descontando las cuotas pactadas”.

Ante el incumplimiento municipal, el secretario general de ATE destacó que las cuotas se cubrieron con dinero de otras partidas presupuestarias que maneja el sindicato. “Estuvimos sacando fondos de otras cotizaciones para que no demanden a los trabajadores municipales. El problema es que a partir de fin de mes no podemos pagar más lo que corresponde a proveeduría”, manifestó.

Por último, el gremialista enfatizó: “En todo este tiempo estuve incurriendo en una falta a los deberes de funcionario público y en una retención indebida y malversación, porque estoy sacando plata de otras cotizaciones para pagar a proveedores. Pero tratamos de evitar un mal mayor, porque si dejamos de pagar eso, los proveedores le van a iniciar juicio a los trabajadores”.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *